Skip to content

La startup unicornio que quiere ser el nuevo Matrix se llama Improbable

La startup unicornio que quiere ser el nuevo Matrix se llama Improbable

¿Te imaginas ponerte las gafas y trasladarte de inmediato un mundo como Matrix? ¿Crees que es posible? Improbable, la nueva startup unicornio, lo hace posible creando ciudades enteras a gran escala en realidad virtual.

Aunque el nombre de Improbable no le hace justicia, esta startup unicornio londinense ha conseguido recientemente una inversión de 502 millones de dólares por parte de la empresa japonesa SoftBank.

Ciudades en VR
Aunque está especializada en crear mundos virtuales para videojuegos, lo más llamativo de Improbable es la reproducción a gran escala de ciudades enteras, ideal para el gaming y los juegos multiplataforma. Para ello, ha utilizado la tecnología llamada SpatialOS, la cual utiliza la realidad virtual y aumentada para simular escenarios reales a escala real.

¿Quieres ver nuestros videos de realidad virtual?

Descarga la aplicación reseVred y podrás ver muchos más contenidos con tu teléfono móvil.

Los inversores de SoftBank explican que poder recrear escenarios como por ejemplo ciudades permite mejorar la funcionalidad de las mismas y resolver diferentes problemas que pueda haber.

De hecho, empresas como Immense Simulaciones ya han testado los servicios de Improbable, los cuales han experimentado con su software a la hora de probar la gestión de vehículos autónomos en carreteras y calles.

Herramienta contra el cibercrimen
Por otro lado, el gobierno británico ha utilizado también la tecnología de Improbable para protegerse de posibles ciberataques. ¿Cómo lo han hecho? Creando una simulación de todo Internet y así detectar las posibles fallos y vulnerabilidades.

Herman Navla, CEO de la startup unicornio Improbable, afirma que su objetivo es crear un mundo como Matrix con el que llevará la realidad aumentada a otro nivel.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, con un promedio de 5,00 sobre 5)

Deja aquí tu comentario